Líder con inteligencia emocional - Globalwork

Uno de cada cinco latinoamericanos sufre alguna enfermedad mental, como depresión o ansiedad severa y esta realidad no es ajena a las organizaciones. Esto hace necesario que se genere una conversación abierta, sin tabúes ni condescendencias sobre la salud mental en las empresas.

Sin embargo, estos esfuerzos pueden volverse etéreos si no son serios y consistentes. Es allí donde surge un factor clave para el éxito: que los líderes conozcan la importancia de la salud mental en la organización.

 

Líderes con Inteligencia Emocional

Más que los títulos o habilidades, los líderes se identifican por su capacidad para gestionar sus emociones y las de su equipo de trabajo, para llevarlos a cumplir metas con pasión, determinación y sentido de pertenencia, no por miedo ni intimidación.

En el camino del plan de salud mental empresarial, es fundamental comprender que sentir emociones es perfectamente normal, pues son nuestra forma de adaptarnos al mundo. Estas fluyen, van y vienen. Lo que no es normal, ni saludable, es permitir que nos gobiernen o se estanquen en nosotros, pues pueden desarrollar patologías.

Por ejemplo, es normal sentir tristeza, pero acariciarla, vivir con ella y permitir que se vuelva parte de nosotros es el camino directo a una depresión.

¿Cuáles son las emociones básicas de TODOS los seres humanos?: sorpresa, rabia, desprecio, alegría, tristeza, asco, miedo.

Un buen líder es capaz de identificar estas emociones en sí mismo (conocimiento intrapersonal) y en los demás (conocimiento interpersonal) para canalizarlas y gestionarlas adecuadamente.

Es por esto que un líder con inteligencia emocional NUNCA:

  • Pierde el control
  • Es agresivo
  • Grita
  • Se burla
  • Se deja llevar por el miedo
  • Toma decisiones por emociones pasajeras
  • Hace juicios de valor
  • Participa en chismes de pasillo
  • Se involucra personalmente con su equipo (esto no quiere decir que no desarrolla empatía)
  • Desmotiva y juzga con comunicación verbal o no verbal

Conoce nuestra Plataforma de Soporte Emocional Empresarial

En lugar de eso, su prioridad es fortalecer a su equipo y preocuparse por su bienestar emocional y mental.

Recuerda: las empresas son las personas y el bienestar de las personas es la productividad de la organización.

 

Señales de alerta en la salud mental de la organización

En caso de que veas estas señales en uno o varios integrantes de tu equipo, debes estar alerta y encender alarmas en el departamento de Recursos Humanos, pues pueden indicar enfermedades mentales o emocionales:

  • Ausentismo laboral
  • Disminución de la productividad y procrastinación
  • Irritabilidad excesiva y actitud retaliativa
  • Conflictos personales en el equipo
  • Conductas agresivas
  • Poca receptividad de la norma y la jerarquía
  • Dificultad, negación y falta de interés en la toma de decisiones
  • Autoaislamiento
  • Deterioro en la conducta
  • Cambios físicos, especialmente en el autocuidado, pues las enfermedades mentales atacan directamente la autoestima

Conoce más: ¿Por qué debes trabajar por el bienestar emocional de tus colaboradores?

 

¿Cómo gestionar a los empleados con problemas?

Una vez detectadas las señales de alerta, intervenir adecuada y oportunamente puede tener un impacto decisivo en la vida, la familia y la carrera de la persona afectada. Te recomendamos seguir esta ruta:

  1. No te tomes nada personal, cada persona tiene su historia y sus circunstancias, que no necesariamente te involucran a ti.
  2. Evita que haya contagios emocionales en el resto del equipo y que se creen rumores.
  3. Crea un lugar seguro y privado dentro de la empresa, donde se pueda hablar de forma tranquila desde la empatía.
  4. Escucha al empleado sin juzgarlo, intimidarlo o amenazarlo
  5. Bríndale información personal para humanizar la conversación y hacer que la persona se sienta segura. Muéstrate como un ser humano, pero no te involucres emocionalmente.
  6. Articúlate con el área de Recursos Humanos para que busquen conjuntamente una solución.
  7. Ofrece asistencia con profesionales en salud mental en las empresas, revisando el alcance que tiene la empresa o cómo se articula con instituciones expertas.
  8. Promociona la salud mental y emocional en tu compañía sin tabúes, tal como se habla de la salud física.

La mayoría de las personas no alcanzan a dimensionar el impacto que una sonrisa, una palabra cálida y una atención desinteresada pueden tener en alguien que está pasando por un momento oscuro.

Recuerda la estadística con la que empezamos el artículo: uno de cada cinco latinoamericanos sufre trastornos a la salud mental. Es muy probable que esa estadística incluya alguien cercano a ti. Y esto no tiene por qué ser motivo de vergüenza o compasión, pero sí de acompañamiento activo.

Recuerda además que muchas de las enfermedades mentales son pasajeras, pero son precisamente, en esos pasajes, en los que las personas más necesitan a un líder que los ayude a avanzar.

*Este artículo fue construido a partir de los aprendizajes de nuestro webinar ¿Cómo Gestionar la Salud Emocional de mis Empleados? que puedes ver a continuación. Regístrate en nuestro boletín y no te pierdas ninguno de estos eventos.

Noticias Relacionadas

No Comments

Leave a Comment

Recientes

Empleados en crisis emocional
Líder con inteligencia emocional - Globalwork
Cargos operativos
Cultura organizacional
Perfiles tácticos